Cómo llegó el agua por primera vez a este planeta

Una gran incógnita siempre ha prevalecido en la mente de muchos científicos: ¿De dónde surgió el agua en la Tierra? Pero nunca se podía dar una respuesta objetiva. Sin embargo, al parecer ahora una investigación ha logrado dar con ella, o con una buena parte. Casi el 70% del globo está cubierto por agua y sin este elemento, la vida no se hubiese desarrollado. No obstante, de dónde salió toda esa agua en el planeta? Veamos las respuestas de los científicos modernos:


El misterio del agua es más de lo que se piensa

En el año 2020, el enigma parece haber encontrado mucha luz, luego de que un equipo de investigadores franceses publicaran en la revista Science sobre su gran descubrimiento: según ellos, las causales de que el agua se expandiera por la faz de la Tierra son nada más ni nada menos que rocas espaciales y gracias a que desde el inicio esta mole planetaria siempre ha sido húmeda, se desarrolló el agua. La directora de la investigación, la doctora Laurette Piani, cosmoquímica, apuntó que los resultados de sus estudios contradecían totalmente la teoría que dice que el agua fue transportada a este planeta, por impactos fuertes de asteroides y cometas.

Pero entonces, ¿Cómo empezó el agua en este planeta?

De acuerdo con los primeros ponentes que planteaban modelos pioneros de los orígenes del Sistema Solar, alrededor del Sol se hallaban unos anillos arremolinados de gas y de polvo y a partir de éstos, se fueron formando los planetas  interiores, que estaban muy ardientes como para albergar hielo. Para aseverar esto, estos científicos también argumentan que eso probaría el supuesto ambiente estéril de Mercurio, Marte y Venus, muy a diferencia de nuestro planeta que es rico y abundante en agua.

Estos investigadores están convencidos de que primero se formó la Tierra y mucho después llegó el agua y tienen la sospecha de que fueron los meteoritos quienes nos trajeron el preciado líquido del cual surgió la vida como la conocemos. Dichas piedras del espacio que presuntamente impactaron la superficie, han sido denominadas condritas carbonáceas, mimas que contienen grandes cantidades de minerales hidratados.


Los científicos se percataron de que la composición química de estas condritas carbonáceas no corresponde con las rocas de la Tierra. Igualmente, se descubrió que estas piedras enigmáticas se formaron en la zona externa del Sistema Solar, razón por la cual podrían no haber arribado a las primeras fases de la Tierra.

También tienen en mente a los meteoritos llamados condritas de enstatita, que sí cuenta con una composición química más relacionada, pues posee isótopos parecidos a los del calcio, oxígeno y titanio. Por estos factores, se inclinan mucho a pensar que estos fueron los bloques de construcción de la Tierra y de otros planetas hermanos.

A pesar de esto, como consecuencia de que estos bloques rocosos se formaron en las proximidades del Sol, se dio por entendido que se hallaban con muy escasa humedad como para albergar opulentas reservas del líquido vital de la Tierra. A través de la técnica denominada espectrometría de masas, la doctora Piani y sus compañeros científicos de la Universidad de Lorraine intentaron probar que por aquí era el asunto, demostrando la medición del contenido de hidrógeno en 13 piedras condritas de enstatita.

Pero las rocas en la actualidad son muy pocas. Tan solo representan el 2% de las piedras de meteorito clasificadas hasta el momento y resulta muy complicado localizarlas en un ambiente original y no contaminado. Los investigadores notaron que estos meteoritos poseían en su interior una buena cantidad de hidrógeno que habría brindado a este planeta de por lo menos tres veces el volumen de agua de los mares y quizás mayores niveles.

La doctora Piani aseguró en un comunicado de prensa que habían hallado que la composición isotópica de hidrogeno de los meteoritos de la clase condritas enstatita, es muy parecida a la que presenta el agua almacenada en el manto de la Tierra. Además, corroboraron que la composición isotópica de los mares presenta una rara mezcla que cuenta con el 95% de líquido de las condritas de enestatita, aspecto que se uniría a las pruebas de que estas rocas milenarias fueron las causales de gran parte del agua en nuestro planeta.

Este grupo de científicos resaltaron que todo lo descubierto no excluye que luego, con el tiempo, por medio de cometas y de otras fuentes, se hubiera añadido más agua al globo terráqueo, pero que originalmente y a mayor escala, fueron las condritas de enstatita las que nos regalaron tan maravilloso y mágico elemento, del cual tampoco se ha descubierto mayor cosa, pues recientemente se han encontrado misterios antes insospechados en las partículas del agua, experimentos llevados a cabo y difundidos masivamente por el doctor Masaru Emoto.

Una gran incógnita siempre ha prevalecido en la mente de muchos científicos: ¿De dónde surgió el agua en la Tierra? Pero nunca se podía dar una respuesta objetiva. Sin embargo, al parecer ahora una investigación ha logrado dar con ella, o con una buena parte. Casi el 70% del globo está cubierto por agua y sin este elemento, la vida no se hubiese desarrollado. No obstante, ¿de dónde salió toda esa agua en el planeta?

Image: pixabay.com

Cómo llegó el agua por primera vez a este planeta
Source: español  
October 1, 2020


Next Random post