Encontraron un jarrón gigante de 2.400 años de antigüedad en Perú

En los últimos años, se han ido reuniendo pruebas fehacientes de que en la antigüedad, la Tierra también fue habitada por gigantes, seres humanos de un tamaño colosal. Las escrituras, leyendas y mitos antiguos de distintas culturas, igualmente hablan de esos misteriosos y enormes personajes, conocidos por algunos como los Nefilim en la Biblia y libros hebreos.


Pero en esta ocasión, hablaremos sobre un objeto de impresionantes dimensiones para su naturaleza, que fue hallado en Perú, un país donde se han hallado restos increíbles y huesos con medidas que sobrepasan todo límite, de humanos que quizá sobrepasaban los 4 metros de altura. Veamos el caso de un jarrón gigante que data de 2.400 años atrás, del que seguramente, muy pocos han oído hablar:

La pregunta que ha surgido entre los investigadores es: ¿será propiedad de los indígenas de cráneos alargados llamados los Paracas o será obra de los gigantes Nefilim? Se trata de un recipiente o ánfora muy único, sin precedentes el mundo, con 2.8 metros de alto. Se le practicaron las pruebas de carbono 14 y se determinó que tiene una antigüedad de 2.400 años. Fue hallado por unos arqueólogos en la región de Paracas, en territorio peruano, en el Valle de Pisco. Todo apunta a que tiene mucho que ver con los Paracas, pero a la vez con híbridos extraterrestres ancestrales gigantescos de la antigüedad.

Con exactitud mide 2,8 metros de altura, 5 centímetros de espesor en los laterales, 2 metros de diámetro y 12 centímetros en la base. Muchas incógnitas surgen ante semejante misterio. Una de ellas y es fundamental es: ¿para qué servía realmente?


Para el Museo Regional de Ica, esta enorme olla era usada como un granero en el que se guardaban distintos alimentos. Y es que dentro, fueron encontradas guayabas, judías pallares, lúcuma y semillas de frijoles. Los expertos consideran que en aquel entonces, los pobladores habrían pretendido guardar alimentos en el gran jarro y luego enterrarlo con el fin de conservarlos más y evitar el proceso de descomposición ocasionada por el calor y el oxígeno. Según esta hipótesis, la idea era almacenar bastantes elementos.

Con precisión, los análisis del laboratorio indican que se habría elaborado en el año 400 antes de Cristo, cuando imperaban los Paracas en una gran Necrópolis en Perú. Pero lo que no se puede saber en verdad, es quién lo fabricó. Una idea que ha pesado bastante, es que no es algo autóctono de esa región, sino que fue trasladado desde grandes distancias, pues en todo el terreno donde fue hallado, no existen rastros de cocina. 

Podemos afirmar que el gran jarrón es una clase de Oopart, objeto fuera de tiempo y del espacio, ya que no hay ninguno que se le parezca que haya sido hallado ni si quiera en todo el país.

Los extraterrestres y los cráneos alargados de Paracas

Las zonas de Paracas y de Ica forman parte del mapa donde según algunos investigadores, Larribaron extraterrestres o antiguos viajeros intergalácticos, mismos que estarían AL MISMO tiempo relacionados con las enigmáticas Líneas de Nazca. Fue hace aproximadamente 2.100 años, en la zona andina del Perú, donde presuntamente se habría desarrollado una tecnología muy avanzada traída de otros mundos a los paracas, nativos que misteriosamente tenían sus cráneos alargados.

Las teorías se inclinan a que el cráneo alargado se debe a una hibridación alienígena con humanos que exclusivamente presentan Rh negativo. Algunos análisis especializados en genética, examinaron los cráneos alargados y se percataron que existen serias anomalías genómicas, que da mucha más fuerza a la teoría de extraterrestres.

La zona de Ica en Perú está poblada por algunas comunidades indígenas. Aquí se encuentran las majestuosas Piedras de Ica, otro enigma clasificado dentro de los Oopart, pues se trata de unos inexplicables dibujos de artefactos tecnológicos muy futuristas.

Gigantes en territorios mesoamericanos

La civilización Nazca es una de las más recordadas, gracias a las enigmáticas Líneas de Nazca, una especie de dibujos extraños y kilométricos, con formas de animales y extraños humanoides, algunos similares a un astronauta. Todos estos factores aumentan el misterio que bordea este gigante jarrón, que no hace más que romper la cabeza de los arqueólogos.

Pero en el caso de los Nefilim que menciona la Biblia, curiosamente tenían la cabeza alargada, tal cual los paracas peruanos. Según las escrituras hebreas se trata de gigantes híbridos de extraterrestres con humanos y son los famosos ángeles caídos. Muchos suponen que este jarrón enorme fue puesto en Perú por los Nefilim. Sumado a todos estos detalles, radica el hecho de que otras culturas habitantes nativos de los Andes americanos también conservan historias ancestrales sobre gigantes.

Imagen: pixabay.com (editado)

Encontraron un jarrón gigante de 2.400 años de antigüedad en Perú
Source: español  
November 1, 2020


Next Random post