Famosos que no les interesa el lujo ni el prestigio

El lujo, el placer en todas sus presentaciones, los aplausos y la euforia de la gente al notar la presencia de una celebridad, son elementos del diario vivir de una estrella del espectáculo mundial y de hecho, por eso es que han tenido que hasta vender su alma a cambio de ello. No obstante, hay unos pocos famosos a los que no les interesa ni el lujo, ni el prestigio. Veamos quiénes son:


Rihanna

Esta chica nació en el seno de una familia de escasos recursos y entre varios hermanos. Los reveses de la vida le jugaron una buena pasada y resultó saltando al estrellato en poco tiempo, pero jamás ha perdido esa esencia de humildad y persona sencilla. Le encanta compartir con sus fans, por lo que pasa largas horas, conectada chateando y le encanta cocinar, ver mucha televisión y se siente de maravilla cuando adopta el papel de persona común y corriente, que toma el transporte público sin mayor inconveniente. Esto lo hace con frecuencia.

Anne Hathaway

Una mujer verdaderamente fascinante, especialmente por su sonrisa tan coqueta y seductora. Anne cuando se refiere a ella misma, afirma que es una mujer muy sencilla por dentro, porque proviene de una familia de clase media de New Jersey y que pase lo que pase, siempre será igual. Anne es una de los pocas famosas que no ostentan sus enormes millones de dólares, sino que parece bastarle con muy poco. Es como si el orgullo y toda la enfermedad de la fama, no le hubiese contagiado.

Drew Barrymore

Desde muy joven, Barrymore logró llegar a la parte más selecta de Hollywood y siendo tan poco experta en la vida, se dejó subir a la cabeza ese tsunami de emociones que acarrea ser famosa a nivel mundial y deseada por todos. Pero es verdad que la vida puede dar un giro de 180 grados y eso le ocurrió a Barrymore, pero no porque lo hubiese perdido todo, sino porque prefirió renunciar a la forma de percibir su mundo y a la enfermedad del estrellato. Ahora es alguien completamente diferente, a pesar de que su popularidad incluso ha aumentado. Ya no se le ve ostentosa, sino sencilla en las fotografías cotidianas, sin estar maquillada y hasta trasladándose en el metro.


Dakota Fanning

Dakota es una mujer famosa internacionalmente, pero que cada vez que un paparazzi quiere captarla fuera de onda, lo máximo que llegan es a verla moviéndose en el metro como cualquier persona del común. Ella, a diferencia de que desde niña llegó a tocar las alturas de la fama, no le sucedió lo mismo que a la mayoría, así que no se le ha visto jamás consumiendo drogas, o bebiendo licor; por el contrario, siempre puesta en su sitio y muy cuerda, pero humilde y sencilla. 

Michael Douglas

Michael es un sujeto que se caracteriza por ser demasiado modesto. Cada vez que tiene la oportunidad para hablar de sí mismo, desvía con algún chiste que lo demerita en su importancia personal. Él mismo afirma que no le interesa ninguna clase de lujo y cada vez que tiene la oportunidad, acompaña a su hija hasta el colegio llevándola en el metro, donde obviamente lo reconocen y le piden varios autógrafos, pero no dejan de quedar bien sorprendidos.

Katie Holmes

Si hay alguien que ha sido fotografiado miles de veces en un metro, esa es Katie Holmes. Casi siempre se le ve en las estaciones en compañía de su hija y a veces sola. Es de las actrices más humildes de New York y peculiarmente, siempre se ha inclinado por movilizarse en un metro, que en un lujoso vehículo, y bien que pudiera hacerlo en los más espectaculares automóviles.

Jennifer López

Jennifer también surgió desde el piso. No nació en cuna de oro, como muchos otros famosos hollywoodenses. Ella nació en una familia de escasos recursos en una zona del Bronx, un sector de alto riesgo. Pero sus comportamientos en público demuestran que no se le ha subido casi nunca la fama a la cabeza y no ha olvidado su procedencia. J.Lo dice que lleva una vida llena de ejercicio y buenos hábitos, que renunció a los licores y que su tiempo libre lo dedica a trabajar por los niños en hospitales, así como asesora en asuntos jurídicos.

Paul Wesley

Paul se catapultó a la cima del estrellato gracias al filme “El diario de los vampiros”. Pero en la realidad no es nada parecido a la personalidad de su personaje, la cual es de rudeza y varonilidad. Le encanta jugar hockey, así como snowboard, pasar momentos con su familia y amigos, tocar guitarra y pasear. Sin embargo, pareciera no vivir como un gran millonario como el que es, sino como una persona común y corriente usando el transporte público y también ha sido fotografiado muchas veces sentado en una cafetería cualquiera, como cualquier hijo de vecino, sin escoltas, sin fans enloquecidos rodeándolo con un equipo de periodistas, coches y chicas despampanantes, nada de eso. La sola humildad.

Zooey Deschanel

Ella se considera como una mujer enchapada a la antigua. No le gusta vestir de manera exuberante, sino con simpleza. Es amante de la ropa vintage, las viejas canciones y los filmes de antaño. Zooey afirma que no le interesa casi nada las opiniones de la gente y que no se inquieta por las tendencias del momento. No invierte un solo centavo en ropa de grandes marcas ni artículos de precios elevadísimos, pues eso lo califica como una conducta absurda. Por el contrario, manifiesta que invierte gran parte de su fortuna en obras benéficas y en inversiones inmobiliarias.

Imágenes: wikipedia.org (all)

Famosos que no les interesa el lujo ni el prestigio
Source: español  
September 1, 2020


Next Random post