Se le apareció su amigo recién fallecido pero no sabía que hablaba con un fantasma

En un video, quedó registrado cómo el vigilante de un centro comercial, habla literalmente con un fantasma; es decir, se veía en las cámaras que el guarda interactuaba con alguien, pero no había nadie; estaba completamente solo.


Se veía hablando solo como un loco

Cuando se le interrogó para ver si se hallaba en sus cabales, aseguraba que estaba hablando con un compañero. No obstante, este último había fallecido recientemente, al ser internado de urgencias por un cáncer que padecía. Esta es la historia del hombre al que se le apareció su amigo recién fallecido, pero no sabía que hablaba con un espectro del más allá. Veamos:

El caso, registrado en la ciudad de Bucaramanga, Colombia, ha despertado la curiosidad no sólo de los colombianos, sino ahora es un tema mundial que se ha viralizado y que despierta toda clase de perspectivas y teorías en los internautas. En los videos captados por las cámaras de seguridad del establecimiento, claramente detallan cómo el guardia se encuentra hablando y haciendo las señas de un diálogo, pero frente a él no había nadie. Hablaba solo, pero no lo sabía. Eso llamó la atención de los miembros de seguridad encargados de observar los monitores y fueron a hablar con él.

El vigilante les aseguró que acababa de hablar con el encargado del aseo, con quien se llevaba muy bien y solía compartir algunas meriendas y charlaban de vez en cuando. Pero lo que no se imaginaba, es que esa persona había perdido la vida unas cuantas horas atrás de su encuentro. Fue ahí cuando le informaron que ese individuo había perecido en el hospital a causa de una complicación por su enfermedad terminal. ¿Su alma habría intentado despedirse?


El peor susto de su vida

Cuando uno de los vigilantes notó la anomalía en las cámaras y fue a preguntarle lo que estaba ocurriendo, el guardia le dijo que hablaba con Joaquín, así era como se llamaba el hombre que se encargaba del aseo de todo el centro comercial. Pero fue ahí cuando se enteró por boca del otro vigilante, que horas antes la familia se había comunicado para dar parte del deceso de Joaquín.

De inmediato, aquel sujeto se levantó de su asiento totalmente en shock, sobre todo porque asegura que su conversación con el difunto fue muy real y que de no haberle informado nada, él jamás habría pensado que había dialogado con nada más ni nada menos, que con fantasma; con alguien, que ya había partido al más allá.

El hombre cuenta que se encontraba chequeando su celular, cuando en un instante llegó su amigo de la limpieza y lo saludó de puño, como acostumbraba. Le empezó a preguntar por otro de sus conocidos que tienen en común y le pidió que por favor lo saludara de su parte cuando lo viera.

A pesar de que estos fenómenos paranormales pudieran ser escalofriantes, al igual pueden tomarse como un evento que reconforta, aseguran los testigos y los mismos estudiosos de estos sucesos sobrenaturales, pues consideran que el vínculo que liga a las personas con sus seres queridos, no se extingue tan fácil con la muerte.

Uno de los autores de los libros más vendidos que hablan al respecto, el investigador Steve Volk en su obra intitulada “Fringe-ology” en la que también detalla experiencias psíquicas de toda especie, como actos telepáticos, apariciones y destierros fantasmales, etc., comenta que:

“No sabemos qué hacer con estas historias. Algunas personas dicen que son prueba de que hay vida después de la muerte”.

En mismo libro, propone una teoría que apreciamos en esta historia: una persona gravemente enferma, agonizando o recientemente fallecida, telepáticamente realiza una transmisión de pensamiento en la que proyecta la imagen de sí mismo con alguien con quien haya mantenido una relación significativa, pero casi nunca se dan cuenta de que se está emitiendo un mensaje.

Los estudios del esoterismo creen firmemente que la personalidad de un ser humano recién fallecido es una energía tan fuerte, que es posible que se plasme en el plano físico tridimensional que podemos captar con los cinco sentidos. Se han escuchado diversas historias a lo largo de las generaciones, sobre apariciones de hombres y mujeres que ya estaban muertos, pero que interactuaron con los vivos como si tuviesen existencia corporal.

Una prueba irrefutable, de que la vida no termina con la muerte del cuerpo, sino que continúa en otras dimensiones. Y así mismo, una prueba más de que nunca estamos solos.

Imagen: pixabay.com

Se le apareció su amigo recién fallecido pero no sabía que hablaba con un fantasma
Source: español  
October 2, 2020


Random post